viaje Alemania 2017

“La policía buscaba el enfrentamiento total con la gente en las calles de Hamburgo”

fotoEntrevista a Manolo Bayona y Ruth López, activistas contra la Cumbre del G-20 del 7 y 8 de julio

Enric Llopis. Rebelión.- En los medios de comunicación independientes se informó de palizas y ensañamiento policial, a pesar del reproche de los vecinos; ataques de ultraderechistas a locales antifascistas, que se quedaron en la impunidad; el asalto por parte de la policía al barrio de Schanzenviertel y hasta de los espacios en los que se atendía a los heridos; búsqueda de activistas internacionales en albergues y estaciones, controles y retenciones en Hamburgo y Berlín y un cúmulo de episodios represivos. Sin embargo, las crónicas periodísticas se referían en los medios convencionales a “caos”, “altercados” y “violentos disturbios”, mientras las autoridades hacían mención a la “violencia ciega” y los “rastros de destrucción”.

De Hamburgo a Errekaleor: contra el G-20

Este último viaje por tierras alemanas nos aportó muchas novedades. La primera e importantísima fue en Oldenburgo, con las gentes de ALSO; tras la extensa información de Guido sobre las condiciones en las que se producen los llamados alimentos baratos en el sur de Oldenburgo. Comprendimos la importancia de trabajar juntas, gentes de la Península Ibérica y Alemania este tema de las condiciones laborales y de vida, en lo que se llama la banana de la grasa, al sur de Oldenburgo. Más aún al ver las condiciones de infra vida de esas trabajadoras precarizadisimas, la mayoría migrantes y muchas refugiadas. Quedamos en avanzar este tema en el Encuentro de Baladre en Alacant los dias 3,4 y 5 de noviembre.

9ª crónica: La venganza evidencia su derrota

Últimas horas en Hamburgo, hacemos maletas, comprobamos billetes de bus para Berlín y llega un mensaje que nos indica que en lugar de salir de ZOB (estación central de autobuses de HH) tenemos que dirigirnos a Vedel, la parada de metro que tomamos el martes anterior para ir a Wilhensburg, el barrio que ya hemos adoptado como baladrín.

Llegamos allá sin problema, con tiempo suficiente para comprar algo de bebida y ubicar la dársena del Bus directo HH-Alexanderplatz. Subimos al bus, viajamos un par de horas y cuando el autobusero va a adelantar una furgoneta de la polizei le sacan un cartel por la ventanilla que dice: Venimos siguiéndoles desde HH, quédense detrás del vehículo. El autobusero no entiende muy bien y el madero comienza a hacerle un gesto con el dedo y a indicarle que se vaya para atrás.

8° crónica: Ultima demo contra el G20

fotoComienza la última jornada (para nosotras), el sábado 8 de julio con la demo de Solidaridad Internacional contra el G20. 13 columnas marcharán por la ciudad de todos los sectores de la izquierda: Internacionalista, Queer-Feminista, Antifascista, Comunista, de partidos y sindicatos,...

La noche anterior, Hamburgo ardía en protestas (literalmente). Helicópteros y tanquetas, sirenas policiales y de ambulancias era la banda sonora nocturna en los barrios de St. Pauli y Altona. Los mass media cebándose con la rabia juvenil de quema de contenedores y toma de edificios sin destacar nada de las acciones de boicot y cortes de ruta que los movimientos consiguieron en la horas anteriores.

7° Crónica: "ALTSASU Y HAMBURGO, la misma lucha"

fotoHace dos días que vengo dándole a la cabeza a la solicitud de la fiscalía de la Audiencia Nacional sobre la bronca en un bar de Altsasu, entre civiles, eso si, dos de ellos guardias fuera de jornada, otros civiles se diría. Es inevitable ver los paralelismos entre lo que estamos viviendo en Hamburgo (H.H.) y la lucha por la dignidad de ese pueblo de Euskal Herria, que es Altsasu.

En ambos lugares se muestra la cara de la represión del capitalismo, su violencia, su terror, perdón su terrorismo que lleva dentro, que le da su naturaleza, su ser. Pienso en una amiga que en el pueblo de la dignidad, lucha por frenar la represión a jóvenes del pueblo, lo hace con la madre de uno de ellos, con la que trabaja. Lo hace todo el pueblo planteando un BASTA YA!!!

Bienvenidas al infierno

Welcome to Hell

...y llegó el jueves 6 de julio. Mientras las iruindarras celebraban el txupinazo en Pamplona, todo Hanburgo, partidarias, detractoras y policía, nos preparábamos para la manifestación (aquí en lugar de mani le llaman demo) convocada por todos (o casi) los sectores radicales anti G20.

Comienza la contracumbre StopG20

fotoComienza a las 10 de la mañana el foro alternativo de la contracumbre, curioso, pero donde no leemos nada oficial contra el G20.

La apertura corre a cargo de Vandana Shiva como estrella principal, un representante de las centrales sindicales a nivel global que proviene de Brasil, un politólogo marxista de la universidad de Sudáfrica y una representante política de la fundación del partido de los verdes. Nada nuevo bajo el sol, eso sí, en un auditorio de alrededor de mil personas. Nosotras llegamos allá con Isa y las compas de GAS HH: Joaquín y Susana. Nos encontramos con más gente amiga de EH: Amagoia, Mikel y Betelu de LAB y junto con Lars vienen también las participantes en el taller de la tarde de la CGT Argentina (sindicato peronista eh!, no se confundan con la CGT del Estado español)

Wilhensburg-solidarisch

fotoEl martes 4 de junio a la tarde, nos dispusimos a visitar el barrio de Wilhensburg. Con nuestra compa Isa de Orereta, el Belfast vasco de los ochenta, que nos hace de muleta estupenda para las "discapacitadas lingüísticas". Viajamos en metro hasta el barrio, que es una islita en la ría de la ciudad. Allí nos encontramos con Kathi y Jan, las dos personas excepcionales que conocimos el domingo en la charla que compartimos con la ALSO y el GAS-HH.

Ambas llevan cinco años viviendo en el barrio, por motivos económicos y militantes. Económicos, porque es el barrio o uno de los barrios más baratos para alquilar y militantes, por la situación periférica del mismo. Digamos que geográficamente se encuentra rodeado de un dique por un lado y por otro, por un polígono industrial que vive del puerto. Según fuimos caminando nos contaban que allá viven alrededor de 50 mil personas, fundamentalmente migrantes, del estado español muchas, del este de Europa, población turca y kurda y ahora también las personas refugiadas que viven en barracones prefabricados cerca del puerto.

Páginas

Suscribirse a RSS - viaje Alemania 2017