Ángel Calle Collado

La ultraderecha: el voto productivista contra el mundo

Ninguna Persona Es Illegaleldiario.es. Ángel Calle Collado.- Hacer política que huya del fascismo social es cultivar otras sociedades, no “ilusiones” refritas en viejos y verticales modos de hacer. ¿Nos ponemos a cultivar otra sociedad y otra política que atienda a las necesidades sociales y a nuestros límites ambientales desde una radicalización de la democracia?

Biosindicalismo alimentario

eldiario,es. EFEeldiario.es. Ángel Calle Collado.- ¿Cómo tendríamos que organizarnos para alimentarnos de otra forma? El reciente Congreso Internacional de Agroecología celebrado en Córdoba, en el que se encontraron cerca de 500 personas de 12 países distintos, nos propuso (re)politizar nuestros sistemas agroalimentarios. Asumir la alimentación como un hecho social del que depende la reproducción de nuestras vidas, nuestra cultura, nuestros territorios. No es, por tanto, reducible a un nuevo nicho de consumo, a una producción crecientemente industrializada o a una búsqueda reducida a facilitar (cada vez para menos gente y en condiciones menos saludables) una ingestión diaria de dos mil y pico calorías.

Cultivos sociales: cuando el dilema va mucho más allá de calles o instituciones

fotoÁngel Calle Collado. eldiario.es.- Un enfoque recurrente entre sectores vinculados a la izquierda más institucionalizada suele partir de una elección dicotómica entre reforma o revolución, accionarnos para modificar el arriba u organizarnos para construir desde abajo, hacerlo pensando en mayorías sociales o desde nuevos laboratorios de la política, impulsando la protesta o centrándose en una concreción de propuestas. Termino de leer el libro del líder de Izquierda Unida Alberto Garzón, Por qué soy comunista. Una reflexión sobre los nuevos retos de la izquierda (Península, 2017), y ante la crisis que nos atraviesa la vida nos invita a analizar “el famoso debate entre calles o instituciones”.

De los fogonazos, ¿a las insurgencias?

fotoÁngel Calle Collado,  Autor de 'La Transición Inaplazable. Los nuevos sujetos políticos para salir de la crisis'. diagonalperiodico.net.- Llevamos, al menos, tres años de indignaciones muy visibles. Tiempos de bifurcación, de transición política y social en un país, hasta ahora, marcado por las agendas neoliberales de las élites y el conformismo táctico de la llamada izquierda. Así lo atestiguan, a mi entender, la sonoridad de las protestas del barrio burgalés de Gamonal, el propio 15M y sus coletazos en forma de mareas, la inquebrantable huelga de basuras en Madrid a finales de 2013, y desde hace dos años, los procesos políticos abiertos bajo las fórmulas de "asambleas constituyentes", foros cívicos o, más recientemente, las apelaciones a un frente de izquierdas como representaría la iniciativa Podemos de cara a las elecciones europeas de 2014. Se buscan nuevas formas y nuevos instrumentos para canalizar descontentos que ya son viejos. Fogonazos contestatarios, cada vez más estables, intergeneracionales y ampliando su legitimidad social: ¿son insurgencias sociales que caminan en una misma dirección?

Suscribirse a RSS - Ángel Calle Collado